mié

26

oct

2011

Biocombustibles agravaría el efecto invernadero

La producción de biocombustibles aumentará las emisiones de gases de efecto invernadero

 

La producción de biocombustibles podría aumentar las emisiones de dióxido de carbono de los bosques, por lo menos, un 14 por ciento, según un estudio sobre el efecto de la producción de esta fuente de energía en los bosques de la Costa Oeste.


De esta manera, el hallazgo contradice a algunos estudios anteriores que sugerían que los biocombustibles a partir de esta fuente no aumentarían las emisiones de dióxido de carbono o que, incluso, reducirían las emisiones de gases de efecto invernadero.
El estudio, publicado en 'Nature Climate Change', ha sido realizado por científicos de la Facultad de Ciencias Forestales de la Universidad Estatal de Oregón, en Estados Unidos, y otras instituciones en Alemania y Francia.
Apoyado por el Departamento de Energía de Estados Unidos, examinó 80 tipos de bosques de 19 eco-regiones de Oregón, Washington y California, durante un período de cuatro años.
"En la Costa Oeste, la extracción de biomasa forestal proyectada y su uso como bioenergía, en cualquiera de sus formas, liberará más dióxido de carbono a la atmósfera que las actuales prácticas de manejo forestal", afirma Tara Hudiburg, autora principal del estudio.
En esta misma línea, ha añadido que "la mayoría de la gente asume que la bioenergía será neutra en cuanto a emisiones de carbono, porque el bosque vuelve a crecer". Por el contrario, la investigación ha demostrado que las emisiones de estas actividades resultaron ser "mayores que el ahorro".
"Hasta ahora ha habido muchas ideas equivocadas acerca de los impactos de la disminución forestal, la prevención de incendios, la producción de biocombustibles, y su relación con las emisiones de carbono", afirma Beverly Law, profesora de Ecosistemas Forestales y Sociedad y coautora de este estudio.
El estudio examinó miles de parcelas de bosque, teniendo en cuenta 27 parámetros, que incluyen el papel de los incendios forestales, el ahorro de las emisiones por el uso de bioenergía, la sustitución de productos de madera, las infestaciones de insectos, la pérdida de espesor del bosque, y los procesos necesarios para producir biocombustibles, entre otros.
Además, se tuvieron en cuenta cuatro escenarios básicos: el tradicional, la gestión de los bosques principalmente con fines de prevención de incendios, las operaciones para hacer las cosechas más económicamente viables, y la producción de bioenergía al tiempo que se contribuye a la reducción de incendios.
En comparación con el tradicional, o los enfoques actuales de la gestión forestal, todos los otros enfoques aumentaron de las emisiones de carbono, según el estudio.
Los planes para reducir la emisión de gases de efecto invernadero hasta un 10 por ciento en 2020, y la producción de combustibles derivados de los bosques, son vistos ahora como una solución neutra en carbono, señalan los investigadores. Sin embargo, este estudio sugiere que el aumento en el volumen de la cosecha en la Costa Oeste, resulta en un aumento promedio de las emisiones por encima de los niveles actuales.

Escribir comentario

Comentarios: 0