Nos estamos matando sin querer ¿Suicidio Inconciente?

 

Nos estamos matando sin querer ¿Suicidio Inconciente?

EL ASPARTAME

 

Es un edulcorante no calórico descubierto en 1965 y comercializado en los ochenta. Numerosas organizaciones nacionales e internacionales han evaluado la inocuidad del aspartame y un comité internacional de expertos ha establecido un nivel de Ingesta Diaria Admisible (IDA). Sin embargo, ciertas voces han reabierto el debate sobre los riesgos que el aspartame pudiera representar para la salud.

El aspartame es estable cuando se encuentra seco o congelado, pero se descompone y pierde su poder edulcorante con el transcurso del tiempo, cuando se conserva en líquidos a temperaturas superiores a 30 °C.

La dulzura relativa del aspartame es de 150 a 200 veces más dulce que el azúcar. Es necesario destacar que todos los edulcorantes se clasifican con respecto a la sacarosa o azúcar común, por lo que el valor de 200 veces es obtenido en comparación con diluciones hechas en laboratorio de sacarosa (dulzura relativa = 100) al 15%.

 

El aspartame es una neurotoxina compuesta por 3 ingredientes: ácido aspártico, fenilalanina y metanol, fabricado por Monsanto (una multinacional que se encarga de tomar las pequeñas y medianas empresas de agricultores que una vez que sus alimentos están “contaminado” con el aspartame, ya le pertenecen) y se comercializa como “Natreen, Canderel  o Nutrasweet”, “Equal” y “Spoonful” y otras marcas más, que destruye el sistema nervioso central. Es un veneno que al ser ingerido se convierte en un formaldehído en el cuerpo causando migrañas, temblores, pérdida de visión, síntomas parecidos al lupus y al Mal de Parkinson, esclerosis múltiple y muchos otros más síntomas.

El aspartame dispara el adquirir el Lupus sistemático principalmente por la toxicidad del metanol (uno de sus componentes), y cuando las personas dejan de consumir el aspartame, el lupus se vuelve asintomático, pero, desafortunadamente, la enfermedad es irreversible.

Si estás consumiendo productos “light” “diet” o que dicen en su etiqueta “sin azúcar” o “no necesitan azúcar” (lee las etiquetas de lo que se compre) te invito a que dejes de consumirlo durante 60-90 días y verás la diferencia en cuanto a tus síntomas. Por otro lado, te recomiendo que leas las etiquetas, ya que el aspartame viene ya incluido en productos que no son de dieta, tales como las gelatinas, yoghurts,  medicinas, polvos para preparar bebidas (té helado, Tang, Clight,etc.), suplementos alimenticios (Natural-fit), Aguas bajas en calorías (Be-light, Clight, etc.) chicles Trident, Maxa Air, Coca- Cola, etc. Los daños que la FDA ha recibido como causados por el aspartame son:

Daños a largo plazo: El aspartame causa un daño silencioso y lento en aquéllos que no muestran una reacció inmediata y que, por lo tanto, no evitan su consumo. Puede tomar 1, 10 ó 40 años para causar efectos tanto reversibles como irreversibles en la salud.

Muchas reacciones al aspartame son muy serias, (incluyendo ataques apopléticos y muerte), tales como:

Ardor al orinar

Impotencia y problemas sexuales

Ardor en los ojos o garganta

Insomnio

Artritis

Irritabilidad

Asma

Laringitis

Ataques apopléticos y convulsiones

Latidos rápidos del corazón

Ataques de ansiedad

Marcados cambios en la Personalidad

Atáques de Pánico

Mareos

Aumento de peso

Memoria deficiente

Cambios o problemas en la menstruación

Muerte

Comezón

Náuseas o vómitos

Confusión

Otras reacciones alérgicas

Depresión

Palpitaciones del corazón

Diarrea

Pérdida de cabello (calvicie) o adelgazamiento del cabello

Dificultad al respirar

Pérdida de la audición

Dificultad de concentración

Pérdida de memoria

Dificultad de pensar correctamente

Problemas en los niveles de azúcar en la sangre (Hipoglucemia o Hiperglicemia)

Disminución de la visión

Reacciones asmáticas

Dolor abdominal

Rubor o enrojecimiento de cara

Dolor al tragar

Sentimiento de Irrealidad

Dolores de cabeza y migrañas

Sentir que se piensa como entre niebla

Dolores de pecho

Severos dolores de cabeza y migrañas (causados por ingerimiento crónico de aspartame)

Dolores en las articulaciones

Susceptibilidad a las infecciones

Entumecimiento o calambres en extremidades

Taquicardia

Erupciones

Temblores en el cuerpo

Espasmos en los músculos

Tinnitus (zumbido o ruido en oídos)

Excesiva hambre o sed

Tos crónica

Fatiga

Tumores en el cerebro (probados en estudios hechos en animales)

Fatiga crónica

Urticaria

Fobias

Verborrea (hablar mucho)

Hinchazón, Edema (retención de líquidos)

Vértigo

Hipertensión (presión arterial alta)

 

La enfermedad del Aspartame se confunde con, o bien, empeora, las siguientes enfermedades:

Fibromialgia

Artitris

Esclerosis Múltiple (MS)

Enfermedad de Parkinson

Lupus

Sensibilidad Química Múltiple (MCS)

Diabetes y complicación con la Diabetes

Epilepsia

Alzheimer

Defectos de nacimiento

Síndrome de Fatiga Crónica

Linfoma

Transtorno del Déficit de Atención

Transtorno de Pánico (Fobias)

Depresión y otros desórdenes psicológicos

 

Aprobación de aditivos alimentarios se habían seguido adecuadamente para el aspartame. A pesar de ello, los críticos como la activista luchadora contra el aspartame Betty Martini, han promovido demandas indocumentadas de numerosos riesgos de salud (como esclerosis múltiple, lupus sistémico, toxicidad del metanol, ceguera, espasmos, dolores punzantes, convulsiones, dolores de cabeza, depresión, ansiedad, pérdida de memoria, defectos de nacimiento y muerte) se asocian con el consumo de aspartame en dosis normales. Estas afirmaciones de riesgo para la salud han sido examinadas y desacreditadas por numerosos proyectos de investigación científica, y también están generalmente rechazadas por gobiernos y las principales organizaciones de seguridad alimentaria y de la salud.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0